Garrett Morgan

Garrett Morgan, un afroamericano (nacido en Kentucky, EE.UU., el 4 de marzo de 1877), inventó el sistema automático de señales de tránsito en 1923, y después vendió los derechos a la corporación General Electric por 40.000 dólares.


Morgan, el séptimo de 11 hermanos, sólo tenía una educación escolar elemental, pero era extremadamente inteligente. Comenzó su vida laboral como técnico de máquinas de coser y rápidamente inventó un sistema para perfeccionar las máquinas, que vendió en 1901 en menos de 50 dólares.




Morgan también inventó la primera máscara de gas en 1912, por la que obtuvo una patente del gobierno norteamericano. Seguidamente puso una compañía para fabricar las máscaras. El negocio inicialmente fue bueno, sobre todo durante el Primera Guerra Mundial, pero cuando sus clientes descubrieron que él era negro, las ventas empezaron a disminuir. Morgan intentó engañar a sus clientes racistas inventando una crema que se aplicaba para alisar el pelo y pasar como un indio de la reservación Walpole, en Canadá. Murió en 1963, a los 86 años.





[El 23 de noviembre de 1923 Garrett Morgan patentó el semáforo, un rústico aparato manejado a mano que dirigía el tránsito en dos avenidas: las señales de "pare" y "siga" era rotada hacia la calle donde los vehículos debían parar, señal que debía ser levantada antes de cada cambio de orden. Para probar su invento Morgan llevó el semáforo a la esquina más congestionada de la ciudad, la intersección entre la Calle 9 y Euclid en Ohio (Estados Unidos) con éxito.
No pasó mucho tiempo para que este señalizador de pare y siga se hiciera popular. Un poco más de dos años después, General Electric le compró la patente a Morgan en 40000 dólares, viendo en él un gran negocio. La empresa desarrolló el semáforo convirtiéndolo en el sistema que todos conocemos, con las luces rojo de parar y verde de avanzar en forma eléctrica pero manejada manualmente, imitando las señalizaciones de los trenes. El éxito fue inmediato y se ordenó la masificación de éste.
Lo que siguió después ya es historia conocida. Se agregó una luz intermedia, el ámbar, como señal de precaución; y la tecnología volvió al semáforo un aparato automáticamente manejado y en sincronización con otros que se ubican en las calles aledañas.]

0 commenti to “Garrett Morgan”

Publicar un comentario

License Creative commons

Licenza Creative Commons
Quest'opera è distribuita con Licenza Creative Commons Attribuzione 3.0 Unported.